Massalia

El blog de Piteas

La divina comedia

Publicado el 13 de Enero, 2008, 17:37. en Literatura.
Comentar | Comentarios (1) | Referencias (0)
Etiquetas:

Por mi se a a la ciudad del llanto,
por mi se a al eterno dolor,
por mi se va a la raza condenada.//
La justicia movio a mi supremo hacedor.
El divino poder, la suma sabiduria y el primer amor me hicieron.
Antes de mi no hubo nada creado a excepcion de lo inmortal,
y yo, a mi vez, durare eternamente.//
¡Oh, vosotros, los que entrais, abandonad toda esperanza!




Acompañado de Dante y Virgilio ya he recorrido todo el camino hasta el mismisimo lago de Cocito, en lo mas profundo del infierno, para salir por el otro punto hacia la tierra boreal y, con ella, al purgatorio. Desde luego el libro merece la pena, y si todo el mundo tiene razon e incluso mejora a partir de aqui bien merecera las horas que le meta para leerlo con tranquilidad. Ya hace unos años lo intente leer, pero desisti antes de llegar a los niveles mas profundos. Y es que a cualquiera que me lea tengo que decir que no es precisamente un libro agil ni trepidante, pese a la rapidez con la que me esta embaucando.

Dante describe un viaje alegorico en el cual, primero la razon (representada por Virgilio) y luego el amor (personificado en Beatriz) le permiten recorrer los caminos de los pecados y las virtudes hasta llegar a la divinidad. Toda la narracion fantastica del viaje, pese a que sea una alegoria, se describe de forma de viaje  realista a traves del infierno, el purgatorio y el cileo. Es por esto que se hace muy amena y excita la imaginacion, al estilo de los libros de Michael Ende o los cuentos arturicos.

Pero para que el libro cumpliera debidamente con su objetivo personal Dante lo lleno de referencias historicas y politicas, tanto del mundo clasico como de su italia contemporanea. Con ello le da mucha riqueza historica y le concede la profundidad pretendida; pero a los que leemos el libro a lo "Road movie" fantastica nos deja un resaborcillo de parrafos enteros que nos enlentecen y despistan de las descripciones, que es lo que a un lego en la materia mas le llamara la atencion.

Dios me libre de criticar mal por esto al libro. La divina Comedia es un texto, imagino, para leer contemplativamente y no como un turista deseoso de sacar "fotos mentales" a todo el camino divino. Sencillamente es una advertencia para el que como yo lo quiere coger por banda.

Sin embargo, en mi defensa os recuerdo la "metahistoria" de "La princesa prometida (seleccion de las partes buenas)" de William Goldman. Alli el autor nos plantea que el cuento escrito por el no es sino un "filtrado" de una novela mayor, llena de referencias palaciegas, alegorias complejas y motivos hermeticos, que ha eliminado dejando solo las partes emocionantes.

En vuestras manos lo dejo, por si lo quereis leer (os recomiendo primero "catarlo" en alguna bilbioteca) u os conformais con consultar Divina Comedia en la Wikipeida.